La tapioca es la fécula extraída de la yuca (también conocida con el nombre de mandioca), que antaño era muy consumida por los indígenas del Amazonas, donde elaboraban una especie de galletas planas con forma redonda que se servían en grandes ocasiones, como fiestas o nacimientos.

Dentro de sus beneficios, la tapioca destaca por ser un alimento apto para personas celíacas e intolerantes al gluten, al ser un producto alimenticio completamente libre de gluten.

Destaca por ser un alimento sumamente energético, ideal para deportistas o para niños y adolescentes en fase de crecimiento y desarrollo, gracias especialmente a su alto contenido en vitaminas y minerales.

Ingredientes
  • 1 litro de agua
  • 100 gramos de tapioca perla

  • 1/4 de leche condensada

  • 1/2 taza de leche light

  • 1 taza de mora azul o zarzamoras

  • 1 taza de hielo frapé (opcional)

Pon a hervir un litro de agua dentro de una olla profunda.
Una vez hirviendo, agrega la tapioca. Revuelve constantemente para evitar que se pegue al fondo de la olla.
Sabrás que la tapioca está cocida una vez que doble su tamaño y pase de blanco a transparente.
Cuela la tapioca cocida y colócala en un bowl o refractario hondo.
Añade la leche entera, leche condensada, y las moras o la fruta que hayas elegido. Revuelve bien todos los ingredientes.
Por último incorpora el hielo triturado (opcional) y sirve en vasitos de cristal.